15.02.2022

Costa Rica tiene una tarea pendiente: la ratificación del Acuerdo de Escazú

En los últimos años en la región centroamericana, y en Costa Rica, varias personas defensoras ambientales han sido asesinadas por defender sus territorios.

 El Acuerdo de Escazú, un acuerdo regional sobre Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe es resultado de un diálogo entre múltiples actores y producto de un proceso participativo de consulta. Este Acuerdo fue adoptado en Escazú, Costa Rica el 4 de marzo de 2018, pero aún no ha sido ratificado por la Asamblea Legislativa. 

El acuerdo busca proteger al medio ambiente y a las personas defensoras ambientales, al permitir el acceso a la participación informada en asuntos ambientales, y el acceso a la justicia en situaciones donde ha sido violentada la protección y la defensa de la naturaleza. Por lo tanto, es importante para toda la población que el Acuerdo de Escazú sea ratificado en Costa Rica, ya que es un instrumento que vela por el beneficio de ambientalistas, de personas en condición de vulnerabilidad, de mujeres afectadas por las inclemencias del cambio climático y de personas indígenas que luchan por sus territorios en condiciones desfavorables.   

Para Costa Rica, es una oportunidad para mantener y garantizar la política ambiental que el país ha implementado desde hace décadas. Garantiza un equilibrio entre el progreso económico y la protección de la naturaleza. Asimismo, es una herramienta para fortalecer la democracia por medio de la participación pública en asuntos ambientales. 

Data privacy notice for the video
Lúdica Política - una revista de Agentes de Cambio

Lúdica Política - una revista de Agentes de Cambio

Una revista del Programa Agentes de Cambio en América Central. Leer más

volver arriba